Principios de funcionamiento

Las membranas celulares son en práctica minúsculas “pilas”eléctricas, desde donde es posible medir la tensión erogada: más precisamente, en las células nerviosas sanas, entre el interno y el externo existe una diferencia de potencial de 90 mV (milvolts) mientras en las otras células esta tensión gira en torno a los 70 mV y en las personas ancianas este valor tiende a reducirse a unos 60 mV, porque las "pilas" se están descargando.


Cuando algunas células se enferman (por una infección, o por un trauma, o por una patología degenerativa, o por cualquier otra causa), pierden su reserva de energía electro-química. Por lo tanto, la célula, que debería tener una tensión de 70 mV, medirá solo 55-60; si luego esta tensión desciende por debajo de los 30 mV se tiene la necrosis, es decir la muerte de la célula.


Cuando estas minúsculas "pilas" presentes en nuestro cuerpo se descargan, el organismo advierte las consecuencias bajo forma de dolores, en la espalda, en los huesos, en las articulaciones, procesos inflamatorios, heridas que no se cierran, etc. Para favorecer la vuelta a la normalidad de todas estas células hace falta darles la energía necesaria para "recargarlas."


Acercando a nuestro cuerpo una "fuente" capaz de erogar campos electromagnéticos pulsados con frecuencias variables, las células "captan" las frecuencias a ellas relativas e inician a "reanimarse" de modo natural; obviamente para reconducir la situación celular lo más cerca posible a la normalidad, la terapia puede durar desde algunos días a algunas semanas, porque numerosos pueden ser los factores de condicionamiento (como el tipo de célula, la condición de "descarga", el carácter crónico o agudo de la enfermedad, la diferente velocidad de respuesta de cada organismo).


Por lo tanto, para alcanzar el resultado requerido, no pudiendo saber de antemano sobre cuál frecuencia de excitación resultan sintonizadas las células "descargadas" que hace falta recargar, se necesitan generadores capaces de producir impulsos de frecuencias que cubran toda la gama interesada.


En tal modo todas las células del cuerpo serán excitadas y de esta manera aquellas descargadas se reanimarán y tenderán a regresar a su situación de equilibrio, mientras las células totalmente cargadas y sanas de hecho ignorarán estos estímulos de recarga.

ElectroMagnetoTerapia

applicazioni

Productos

magnetofield

Empresa

certificati

Eventos

news